Moldes de Aluminio

Los moldes de aluminio son ideales para soportar temperaturas elevadas y permiten un uso prolongado en el tiempo.

 

MÁS Moldes AQUÍ




Muchos amantes de la cocina se han decantado por este tipo de moldes porque permiten cocinar, calentar, dejar reposar, congelar y conservar todo tipo de alimentos, tanto dulces como salados.
Además, los moldes de aluminio se caracterizan porque algunos llevan incluso tapas que facilitan la elaboración de la repostería y también los hay desmontables que facilitan la labor de crear una forma concreta sin que esta se rompa o se deforme en el horno.
Aunque no es un metal muy duro, no tengas miedo porque no se van a abollar ni a deformar con el paso del tiempo, al contrario, están preparados para sobrevivir muchos años.
Con una excelente relación calidad y precio, aquí encontrarás los mejores moldes de aluminio de diferentes tamaños, para elaborar desde pequeños cupcakes hasta tartas.

 

Ventajas de los moldes de aluminio

Reunimos los mejores beneficios de los moldes de aluminio (el material más apto para repostería), ventajas que deberíamos tener en cuenta a la hora de elegir comprar un molde:

  • Son los más populares para hornear porque el aluminio es un excelente conductor del calor y se cocina de forma uniforme.
  • Soporta cambios de temperatura. Estos moldes son capaces de soportar extremos cambios de temperatura al instante. Ya sea que los saquemos del horno y los dirijamos al refrigerador o viceversa, y no llegan a sufrir cambios en sus propiedades y forma.
  • Aptos para cualquier horno: No importa el tamaño, marca o potencia del horno que tenga, un molde de aluminio funciona a la perfección, siempre conservando el sabor original de la comida.
  • Los moldes de aluminio anodizado (proceso químico que sella el aluminio y crea una superficie muy dura y resistente) es la opción más popular entre profesionales y apasionados de la repostería, ya que este material es muy eficiente para el horno
  • Tienen precios accesibles y no afecta tu economía: Los contenedores de aluminio, en comparación con otros materiales, resultan económicos considerando la relación precio-calidad. Tienen un bajo precio que les permite estar al alcance de todos.
  • Limpieza fácil: Uno de los momentos que a la mayoría le disgusta de trabajar dentro de una cocina, es la hora de lavar, que requiere tiempo. Con un molde de aluminio la limpieza resulta sencilla y rápida; puede elegir hacerlo y resguardarlo para futuras ocasiones ya que sus características se conservan independientemente de su uso o desecharlo para una posterior actividad de reciclaje.
  • Espacio organizado: Algunos moldes de aluminio pueden almacenarse desarmados, además de facilitar notablemente el desmolado de cualquier tarta. Si requiere una gran cantidad de estos moldes, apilarlos no será un problema. Son perfectos para guardar en cualquier lugar y al encimarlos uno tras otro. Un amplio espacio en tu cocina no será necesario.

 

Otras categorías de Moldes:

Moldes desmontables, Moldes altos, Moldes para bizcochos, Moldes para magdalenas, Moldes para tarta tatín, Moldes para tarta tres chocolates

Aunque no deberían, los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.